lunes, 27 de julio de 2009

CASO DE LOCALISMO

Me llegó un comentario que creo vale la pena darle entrada en la página principal del blog, a ver qué opinan ustedes:

Un surfero modesto dijo...
Hola Mandi!
Aunque no tenga nada que ver con esta entrada me gustaría contarte un par de cosas que me han sucedido estos días...
Resulta que desde hace un año aproximadamente, me he aficionado a tirarme en Los Muellitos, cuando el norte está con la marea alta y un poco subido de fuerza. Como es normal, al ser una playa de ciudad, se nota siempre la masificación: Que si pibitos aprendiendo con sus bodyboards, gente ya más mayor con sus evolutivas, jóvenes surfer y algún que otro veterano.
El viernes las condiciones eran buenas, y cuando entré al agua estaba uno de los grandes veteranos, "X", muy conocido. Como surfero modesto que soy, intento respetar tanto a los que aprenden como a los veteranos. Quince añitos en el agua me han enseñado modales. Todo el mundo coge sus olas, y ahora toca la mía: Remo, y me pongo de pie, alguien me acompaña. Suelto el típico "voy", pero ni caso. Al surfer veterano "X" le da igual que sea mi ola y mientras presume haciéndose un par de giritos. Ambos dejamos la ola y le miro esperando alguna disculpa. Cuánta inocencia, con mis quince añitos de experiencia. Pero esta es una pequeña anéctoda introductoria para lo que sucedió al día siguiente en esa misma playa.
Resulta que, siendo ya sábado había más gente en el pico. Observo a un par de bugueros como entran y salen, no paran de coger olas, y yo como surfero modesto, respeto, no salto, y entiendo en parte el sentimiento de localismo que pueden tener ciertas personas en una playa de ciudad.
Se acerca una olita, un buguero la rema, y yo pensando que iba a derecha, la remo para bajar a izquierda. Sin embargo, cambia su trayectoria y yo dejo de remarla. Pero resulta que al muchacho, se le ocurre la brillante idea de lanzarme una estela en la cara. Espero a que vuelva al pico y le digo que ese gesto sobró. Y ya te puedes imaginar lo que eso produce en una mente retrógrada infectada de localismo en uno de esos picos a los que rara vez acuden grandes surfers y bodyboarders: Se crece y me dice que si no le gusta, que me vaya de la playa, y ya alejándose dice que me iba a pasar por encima. Yo, como surfero modesto, con mis quince años en baños, le contesto que "como a él le pareciese". Un par de olas después pasó cerca de mí y no ocurrió nada. Pero resulta que, minutos más tarde, escucho una conversación que en un principio pareció de esas que tienes con tus amigos de cachondeo:-
“A mí me da igual que seas de la península y lleves aquí 10 años surfeando, te doy tres bofetadas y te vas para afuera”. Empezaba a dar la impresión de que no era simplemente una broma, y ya toda duda desapareció cuando el longboarder local, le puso la mano encima al surfer peninsular. Y yo, como no me gusta la violencia, y ante la pasividad de todos allí presentes, intento apaciguar las aguas. Como ya imaginan, la respuesta del local fue que "me callara la boca, y si no me gustaba que me fuera pa'fuera". En ese momento, un surfer veterano de ese pico, muy distinto a "X", se unió al apaciguamiento y como el local y éste se conocían, la cosa fue extinguiéndose hasta quedar en nada (en nada... sin llegar a las manos).
Supongo que esto pasará a menudo en Pipeline, The Box, Jeffryes Bay, Mundaka, Hossegor o el super banco de arena australiano, pero en Canarias en mis quince años de surfing modesto, lo he visto tres o cuatro veces. Y no voy a decir eso que todos sabemos, que es que el norte es la playa de todos, adonde todos recurrimos cuando baja mucho la fuerza, donde todos tienen derechos y nadie deberes, donde la falta de respeto hacia los demás, con saltadas y otros gestos se hace patente. Porque aunque se podría decir que soy local de esta zona, no creo en el término localismo y las playas están para compartirlas todos con todos. Y los que no piensen así y no sean capaces de ver más allá, que se queden en su rinconcito, pero que no vayan a otro lado esperando un trato diferente al que ellos le dan a todos esos surferos modestos, buenos o malos, jóvenes o viejos, que ahora mismo están plagando las playas.
Un saludo, salud y buenas olas!

Yo, me remito a esta entrada del blog, "LOCALISMO EN EL SURF":
http://mandisurfer.blogspot.com/2009/04/localismo-en-el-surf.html
(Pinchen encima y lean)...

12 comentarios:

Iván Osío dijo...

Give peace Chance.

Iván Osío dijo...

GO SURF!

ALX dijo...

Una vez más triunfa la "buena voluntad" y el "buen rollito" en el "deporte" menos "egoísta" del mundo....
Un saludooo

Laura dijo...

em.. yo esto no lo entiendo, paresco una tontita novata en el surf xD
pero, ke es eso del localismo'??
estoy en contra de ese egoismo por las olas, las olas no se acaban colega, y si la ola es tuya pillala, pero si es del otro, se siente, ya vendra otra.

ramon dijo...

Veo que los imbeciles siempre sobran, ya sea en el Atlantico Sur o el Atlantico Norte. A disfrutar de las olas...y como dijo un amigo que supo estar en prision por esta zona: "el dia que me pelee por una ola abandono el surfin"

Saludos y buenas olas

GUANCHESURF dijo...

Típico de los muelles y mira que los conozco a casi todos, no me extraña nada, pero cuando salen fuera parecen otros, creo que llevo sin tirarme por alli cerca de un año. Es curioso porque cuando regresas te encuentras con gente que llevara uno o dos años tirandose fijo y claro coinside con el tiempo que uno lleva sin pasar por alli, pero que en realidad lleva toda la vida surfeando en la playa y te miran como si no tuvieras derecho a estar alli, luego te ven hablar con los "viejos" y la cosa cambia, en fin que a la playa (cicer) solo voy entre semana y en invierno

Jose Luis dijo...

En fin, esos problemas no solo pasan en los muellitos, en el piti, han sacado a mas de uno a golpes, pk esta en su "ola" entre semana y en invierno MANDA COJONES!, yo me tiro en los muellitos pk me gusta la ola, con mi mini todo feliz, cojo una de veinte, e intento no meterme en medio, lo que si esta claro que mucha de esa gente no se merece NADA de respeto, empezando por como se comportan en el agua y siguiendo por como aparcan sus furgonetas en el parkin, ocupando 2 o 3 plazas... con lo maravilloso que es este deporte, y como lo jode ese tipo de gentuza, pk no tienen otro nombre

Anónimo dijo...

soy un "local x malo", de los muellitos y me gustaría k la gente supiese k kon respeto se kogen olas en todos lados pero siempre después de la gente k es de ese lugar “locales" y guardando las distancias y con unas normas de convivencia y respeto que se van aprendiendo con los años. Aclaración para alguno, no es lo mismo coger olas desde hace "15 años" k llevar "15 años" estando en la marea día y noxe tirado con lo que haya todos los putos días no solo los días buenos chiquititos. Para empezar siempre hay dos versiones la ke dice uno y la ke dice el otro y luego lo ke realmente sucedio.todo esto sobra y a mi realmente decir esto aki y así no va conmigo, si tengo algún problema lo resuelvo cara a cara no por mensajitos infantiles ¿Por qué entonces entro en el jueg0? se preguntaran. Pues porque estoy leyendo por aki una locurilla concretamente la que hace alusión a un conflicto que hubo recientemente en los muellitos que se cuenta bajo el punto de vista de una persona, a la cual desde aki la invito a que cuando quiera se pase por la punta del muelle y se soluciona, que me menciona cuando realmente no tiene que hacerlo puesto que no me conoce de nada para opinar sobre mi y tampoco sabe que trato había entre los k discutían y porque lo hacían, solo me gustaría acabar diciendo que ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos....................

Mandi dijo...

PARA JOSÉ LUIS Y ANÓNIMO:
Yo, me abstengo. Me remito, como siempre, a la entrada del blog llamada "Localismo en el surf".
Un saludo los 2!!
P.D.: José Luis, creo que la palabra "gentuza", sobra.

Un surfero modesto dijo...

Si hubiese querido hacer de este comentario algo personal, habría descrito físicamente al longboarder local, cosa que no hice. Ni tampoco sé las razones que llevaron a éste a ponerle la mano encima al otro. Simplemente fui mero espectador de los hechos, y como tal, conté aquí lo que ví y escuché, por eso es mi versión de los hechos. Libremente cualquiera que se sienta aludido puede corregirme, o explicarse, y creo que está en su derecho, y seguro que estará de acuerdo conmigo que la no violencia en el agua es algo que debería primar por encima de todo.
Yo no tengo problema ninguno con nadie, ni rencores ni deudas pendientes. Voy al agua a divertirme. Si fuera a hablar "cara a cara" cada ola que se me salta, o mejor dicho, si esa fuera la política del surf, ya esto se denominaría como "deporte de contacto", y para eso ya tenemos a los coyotes. Porque los despreciamos por solucionar las cosas a piña limpia, ¿verdad?
Esto no es un jueguito para recibir contestaciones, ni un mensaje infantil o acto de cobardía, es simplemente una realidad contada bajo mi punto de vista. Así que invito a el/los aludido/s a contar su versión de la historia.
Y gracias a que no estoy noche y dia en la playa, estoy consiguiendo terminar mi segunda carrera. La ilusión de uno puede ser el surf, pero muy difícilmente será el medio de subsistencia.

Anónimo dijo...

Estaría bien que todo el mundo tuviera claro que somos todos iguales y tenemos los mismos derechos, seamos de donde seamos y tengamos el nivel que tengamos.
Las olas son propiedad de NADIE.

Mandi dijo...

PARA ANÓNIMO:
Como debe ser.
Un saludo y gracias por comentar !