lunes, 11 de agosto de 2008

TOM BLAKE (1902-1994)

A principios del siglo XX, el patrón para la elaboración de una tabla lo establecía la tradición hawaiiana del “Olo” y la “Alaia” que eran tablas de madera maciza, sin rocker o curva, sin quilla y recubiertas de aceites naturales para aislarlas del agua. En los años 30 del siglo pasado, Tom Blake popularizó la tabla hueca de remada. También otros como John Kelly, Wally Froiseth y Fran Heath estrecharon sus tablas añadiendo una ligera “V” en la cola, mejorando la maniobrabilidad y agarre de las mismas.
Hablemos de él…
Casi sin ayuda de nadie transformó el surf primitivo polinesio en un modo de vivir del siglo XX. En el proceso él era responsable de conservar la mayor parte de la historia oral del surf así como resucitar las planchas de surf antiguas.

Inventó la primera tabla de surf hueca e hizo el surf accesible a mayor número de personas. Hizo la primera plancha de surf "de producción" en el mundo. El trabajo de Blake sobre planchas de surf sembró la experimentación que hizo posible los acontecimientos de diseño que condujeron al gran período de renacimiento del surf medio siglo más tarde. Las fotografías de Blake, tomadas con su plancha de surf en Waikiki, comunica el encanto enorme de este deporte. Como nota a destacar, inventó la tabla de windsurf al acoplarle una vela a una de sus tablas e incluso carcasas para cámaras fotográficas que permitían hacer fotos dentro del agua.
Tom Blake también fue el primer surfista-diseñador (shaper) que introdujo en el año 1935 una quilla en la parte inferior de su tabla. Blake había sufrido un accidente que la había ocasionado graves lesiones en un brazo y le impedía remar con fuerza. Muchos dicen que esto fue lo que lo impulsó a investigar y facilitar la estabilidad de la tabla de surf en el agua.
Blake era un experto en aero-hidrodinámica de la Universidad Tecnológica de California (CalTech). Este simple hecho cambió la dirección de la evolución del surf para siempre.
Sé que la historia de surf habría sido infinitamente diferente y su evolución mucho más lenta, sin Tom Blake. Blake era el catalizador y él cambió todo. Él impuso su conciencia a este deporte. Era un hacedor, no un hablador, un hombre que salió de los interiores de Wisconsin en EEUU para seguir los carriles de su destino a Detroit y allí encontrar al campeón Olímpico de natación hawaiano Duke Kahanamoku, nadador de categoría mundial. Finalmente siguió las huellas del “Duke” en la playa de Waikiki en Hawaii donde continuó aprendiendo el deporte de los reyes hawaianos, comprendió su cultura y lo transformó simultáneamente, hacia atrás y adelante en el tiempo. Entendió, adoptó y poseyó la capacidad única de producir el arte del agua en la armonía con los mil años anteriores de la progresión del surf.
Blake colocó planchas de surf, paddleboards y equipos dentro del alcance del atleta interesado, el salvavidas y el visitante de la playa. En la vida de Blake, no había ninguna separación entre la religión, el surf, la natación, planchas de surf, comer y el ejercicio. Entonces, nadie adivinó que su estilo de vida poco ortodoxo un día se haría el estándar aceptado para la cultura de playa.
Despertó a las nuevas generaciones de surfistas y los educó en la riqueza enorme de su herencia. Sus esfuerzos pioneros siguen inspirando a surfistas de hoy.



Fuentes y fotos: De todo un poco...

2 comentarios:

Ivàn Osìo M. dijo...

Haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy Dios miiiooooooo, me saliò competidor, jajajajajajajajaja ya me dejaste picado coleguita, esta me la debes!!!


un abrazo, desde la otra isla.. muy bueno el trabajo me gustò mucho, para que coño habrè nacido yo en esta epoca.

Mandi dijo...

Oye y yo!!
Muchas gracias...Vamos haciendo lo que podemos...
Un saludo de nuevo!!!